La escoliosis o desviación de columna se manifiesta cuando se produce una curvatura afectando a la columna en sus tres planos espaciales. La escoliosis  puede afectar al área torácica o lumbar (forma de C) o ambas a la vez (forma de S).  Debido a esta curvatura anómala, se puede observar que los hombros y las caderas no están alienados y que una de las escápulas sobresale más que la otra, lo que provoca una marcada prominencia (giba o gibosidad) en la cara posterior del tórax.

Aparte de esta desviación, hay que tener en cuenta que uno de los factores más importantes de la escoliosis es la rotación vertebral, ya que es lo que diferencia una actitud escoliótica (desviación lateral menor a los 10º y corregible de forma voluntaria) de una escoliosis estructurada, (la columna sufre una desviación lateral de más de 10 grados y está acompañada por una deformación de la estructura ósea.). De echo en el test de Adam cuando se observa la giba eso es porque las vertebras están rotadas y hacen mas prominente las costillas.


¿Porqué se produce la escoliosis?

En realidad hay diversas causas para la escoliosis pero en la mayoría de los casos se desconoce la causa. A este tipo de escoliosis se le llama idiopática y a menudo tiene carácter familiar y parece ser debida a factores genéticos o hereditarios.
Otras veces sí es conoce el motivo de esta curvatura y los motivos más frecuentes suele ser por enfermedades de los nervios o de los músculos, como la parálisis cerebral, las distrofias musculares y la poliomielitis.Otras causas conocidas de escoliosis incluyen las malformaciones congénitas de las vértebras en el curso del embarazo .
Muchas personas creen que que esta patología puede estar relacionada con algo que el paciente o sus padres hayan hecho o hayan dejado de hacer. Una postura abandonada o llevar carteras pesadas no puede provocar una escoliosis.

¿Cuándo aparece la escoliosis?

La verdad es que las personas pueden tener escoliosis a cualquier edad, aunque el tipo más común, la escoliosis idiopática, suele aparecer en los niños de 10 a 12 años y al inicio de la adolescencia. En esta edad en el que el crecimiento es muy rápido las niñas tiene mayor predisposición a este tipo de escoliosis que los varones.

¿Qué tratamientos hay para la escoliosis?

Los tratamientos van a depender de la valoración del médico,  la edad del paciente, el ángulo y patrón de la curva y el tipo de escoliosis. Los principales tratamientos son:

  • Seguimiento y control para curvaturas leves.
  • Uso de un corsé ortopédico, especialmente durante el crecimiento para evitar que empeora la curvatura.
  • Cirugía, en caso de que la curvatura sea muy grande y empeore. Entonces se fijan dos o más huesos de la columna vertebral. El médico puede colocar también una placa de metal u otro aparato

¿Cómo se detecta?

Algunos signos habituales de escoliosis son:

  • La prominencia del borde interno de la escápula (paletilla), normalmente la derecha.
  • Al inclinarse hacia delante, la prominencia de las costillas de un lado (gibosidad) es muy evidente.
  • Un hombro puede estar más alto que el otro y el niño puede tener tendencia a inclinarse hacia un lado.
  • Las caderas pueden ser desiguales y una parece estar más alta que la otra; a menudo, la escoliosis se detecta porque la ropa no acaba de sentar bien al paciente
  • La escoliosis no debe ser confundida con una mala postura..

Test para detectar la escoliosis

Si quieres saber si alguien padece escoliosis, puedes realizar este sencillo examen. Recuerda que siempre debes consultar con tu médico antes de llegar a alguna conclusión.

Paso 1: con el paciente de pie mirando hacia delante, comprueba los siguientes signos de una posible curvatura espinal anormal:

  • Un hombro más alto que el otro.
  • Aumento de espacio del brazo con respecto al cuerpo (comparar ambos lados).
  • Aumento de cintura dispareja.
  • Aumento del nivel de la cadera.

Paso 2: mirar desde la espalda de pie y notar algo como lo siguiente:

  • Contornos irregulares, joroba a un lado.
  • Ninguna curva en la columna.

Paso 3: mirar de perfil de pie y comprobar:

  • Redondez exagerada en la parte alta de la espalda.
  • Arco exagerado en la parte baja de la espalda.

Paso 4: Después, mirar de lado con la espalda encorvada para comprobar:

  • Contorno desigual, joroba en la parte superior.
  • Flexibilidad – puede el niño curvarse hacia delante y tocar las espinillas o los pies

Paso 5: la siguiente posición es el test de Adams hacia el ensayo de flexión.

Estando erguido, con los pies ligeramente separados y las rodillas rectas coloca las manos entrelazadas en las rodillas:

  • La cabeza no está centrada directamente sobre el pliegue de las nalgas.
  • Un ala de la paleta del hombro es más alta que la otra.
  • Un hombro es más alto que otro.
  • La columna está curvada
  • Los pliegues de la cintura son desiguales
  • Los niveles de la cadera son desiguales